Un centro para su felicidad

Un lugar para tu tranquilidad

 Nuestra filosofía     
 

La responsabilidad de participar en el desarrollo de sus hijos

Por encima de todo, hemos perseguido el poder "garantizar" a los padres la tranquilidad de que sus hijos tienen en su Jardín de Infancia todos los componentes necesarios para su mejor crecimiento y desarrollo personal.

Un objetivo que se dice fácilmente en estas líneas, pero que llevarlo a cabo cada día, en cada hora del día..., exige de todos los que componemos el equipo de profesionales del Jardín de Infancia Virgen de la Encina, un altísimo nivel de entrega, de profesionalidad, de vocación y sobretodo..., de responsabilidad.

Todo ello con un único punto de mira: colaborar con vosotros, los padres, en el trabajo diario del mejor desarrollo y crecimiento de vuestros hijos.

Un propósito sólo alcanzable poniendo la máxima atención posible a todos y cada uno de los aspectos que, finalmente, hacen de un niño una persona completa y feliz.

Es el conocimiento y la experiencia en el trabajo con niños durante 30 años, lo que nos permite saber cuales son esos aspectos y en qué medida incide cada uno de ellos en el niño. La misma experiencia necesaria para saber gestionar cada personalidad sin alterar su base y conseguir que, siendo todos diferentes, logren todos ser completos, seguros y felices.

Pero no se trata de hacerles adultos a la fuerza o antes de tiempo, no es el conocimiento precoz de las materias lo que hace que un niño sea responsable, seguro y feliz.

Su felicidad vendrá dada al poder desempeñarse sin dificultades ni traumas con las cosas que le ocupan con uno, dos o tres años. Cada uno con su edad, deberá ser capaz de no tener complejos, de sentirse seguro a la hora de lograr hacer lo que le hace feliz sin dificultades. Es el aprendizaje y la adquisición de esa seguridad en si mismo, compuesta de mil aspectos y habilidades diferentes, lo que le permitirá progresar en el futuro de forma integra, completa y feliz.

Es fundamental no olvidar que son niños y no son, ni deben ser, adultos.  Ya llegarán, y llegarán sin problemas si ahora hacen bien lo que únicamente les corresponde:

  • ​Crecer sanos jugando con alegría, respeto y cariño.

  • Desarrollarse intelectualmente sanos jugando con alegría, respeto y cariño.

  • Aprender a desenvolverse por si mismos, adquiriendo sin darse cuenta el amor por lo sano, por la amistad, por las personas, por el respeto, por la necesidad de tener más conocimientos, por la responsabilidad, por la naturaleza, por el orden..., y así mil aspectos positivos diferentes, que son los que hacen a una persona completa y capaz.

  • Aprender jugando y mediante el trabajo en equipo a saberse integrar en un entorno de amigos y compañeros, de forma que luego, no tenga problemas para gestionar con facilidad las relaciones sociales ni en sus futuras etapas escolares, ni en su propia vida.

En definitiva, se trata de que, junto con Uds., seamos capaces de lograr que sus hijos descubran, "jugando", las claves que finalmente le permitirán alcanzar la seguridad en si mismos y lograr las metas que se propongan más adelante en su vida.

Por y para este objetivo consideramos fundamentales cada uno de los siguientes aspectos de nuestro/su Jardín de Infancia Virgen de la Encina.

 La importancia del entorno       
 

La preocupación por crear un entorno que les guste a los niños

Creamos el Jardín de Infancia procurando un entorno adaptado a la infancia: ALEGRE, SEGURO, LIMPIO y CUIDADO.

 

Un espacio que sea capaz de estimular positivamente algunas características del desarrollo de los niños como su creatividad, su alegría, su motricidad, su amor por la naturaleza y el cuidado de la misma, en el gusto por la limpieza y el orden, y todo ello iniciándole en la satisfacción de la responsabilidad y el respeto.

Tampoco  podemos olvidar que un entorno para niños debe cumplir una enormidad de normativas de muchas Administraciones Públicas diferentes, Ministerio de Educación, Autonomía, Sanidad, Industria, Ayuntamiento Local, etc.

Adaptarlo de forma permanente a todas estas exigencias tiene un objetivo claro:  garantizar al máximo la seguridad de sus hijos y del personal del Centro

Todos somos conscientes de la existencias de Centros con multitud de espacios cuyo único cometido es impresionar a los padres sin apenas utilizarlos para que no se desgasten.

En Virgen de la Encina siempre tuvimos claro que lo importante son sus hijos, y que son ellos los que tienen que poder disfrutar de todos los espacios  y todos los medios.

Todos deben ser seguros, divertidos y eficaces para los niños, y cómodos para facilitar el trabajo del personal del Centro.

En la próxima temporada vamos a remodelar todo el exterior del Jardín de Infancia e instalaremos algunos medios internos que nos permitan implementar nuevos sistemas pedagógicos.

 
 La Atención Contínua      

La observanción permanente

Lo más importante sobre "la atención continua" al niño que jamás dejamos de tener presente: 

Ha de ser continua pero sin ser únicamente la vigilancia lo que se persigue, es mucho más que observación.

Es la atención real, pormenorizada y constante, es la "observación permanente" de todas sus emociones, de sus reacciones y de su comportamiento en cada momento de su día.

"Después de 30 años de experiencia hemos aprendido que un gesto momentáneo en la cara de su hijo, una reacción en solitario o en su relación con los otros niños o sus cuidadores, un movimiento corporal particular en su modo de actuar o una expresión emocional en un momento concreto, ponen de manifiesto sus mejores cualidades, o por el contrario, alertan de alguna carencia, enfermedad o incapacidad para sobrellevar una determinada situación" 

Y únicamente se detecta "observando de forma constante a su hijo".

 
 El respeto al propio niño    

Solo "respetando" podemos enseñar a "respetar"

Cuidar de la personalidad natural de cada niño es fundamental para estimular su mejor desarrollo personal.

Sólo respetando su personalidad se pueden estimular sus mejores aptitudes, corregir sus carencias o miedos y ayudarles a encontrar su mejor forma de resolver con felicidad cada día. Pero, además de esto e igual de importante para su vida, es el hecho de que sólo respetándolo a él se le puede enseñar a respetar a los demás...

En esta tarea es fundamental la comunicación completa, transparente y sincera con los padres, pues ellos son siempre los mejores conocedores de la personalidad..., gustos..., hábitos... y habilidades o dificultades de los niños.

Nuestra labor es la de colaborar con los padres en la mejor gestión de la propia personalidad de sus hijos.

 
 El cuidado de la Alimentación    

RIGUROSA, COMPLETA Y SANA

El cuidado de la alimentación y de los hábitos alimentarios de los niños son dos de los componentes básicos de su salud y su crecimiento y desarrollo.

Esto nos lleva a ser conscientes de que una mala o deficiente alimentación puede ocasionar problemas en su salud presente o futura, provocar sobrepeso, obesidad u otras disfunciones e incluso problemas psicológicos.

En el Jardín de Infancia Virgen de la encina tenemos claro de que "Alimentarse bien no es sólo "comer".

Enseñar y acostumbrar a los niños a tener hábitos alimenticios saludables..., hacerlo siempre con alegría y con originalidad para que no se convierta en algo tedioso para ellos, pero también siempre, con rigor en los horarios,  en la variación de los alimentos y en el cuidado de los hábitos de conducta a la hora de sentarnos a comer..., es uno de los pilares que les ayudará a crecer con todas las necesidades que exige un desarrollo completo físico y psicológico.

El conocimiento de la importancia que conlleva la alimentación en los niños y el énfasis que hacemos en ello, es parte fundamental de nuestra filosofía como Centro dedicado a la infancia,  haciendo de ello una de las áreas en las que hacemos más trabajo y más seguimiento junto con los padres.

En el Jardín de Infancia Virgen de la Encina, "todas las comidas se elaboran en el propio Centro" por cocineras profesionales dirigidas por nutricionistas profesionales. Con vigilancia y seguimiento por el Ministerio de Sanidad y Consumo que, "mes a mes", recoge muestras diarias de cada uno de las comidas que aquí se preparan para su análisis, vigilancia y garantía de la calidad.

Entendemos que Uds.,al igual que nosotros mismos, estarán siempre más tranquilos sabiendo que nuestro Centro está sometido y sujeto a esos niveles de vigilancia.

HORARIOS DE APERTURA

Lunes-Viernes de 7:00am-20:00pm

Suscríbete para Obtener Nuestro Boletín de Comunicaciones

DIRECCIÓN

Jardín de Infancia Virgen de la Encina

C/ Marcelo Martín Bravo, nº 2

28400 Collado Villalba (Madrid)

 

Tfnos. 91 8514274