Nuestros tutores y responsables

Rebeca

Dirección del Centro

Un equipo de personas felices de hacer un trabajo dificil

Todos y cada uno de nosotros nos sentimos felices de realizar de la mejor forma posible el trabajo que Uds., los padres de los niños, nos confían.

Participar con Uds. durante unas horas cada día en el cuidado, desarrollo, educación y preparación de sus hijos para las futuras etapas de su vida, es un cometido del que nos sentimos muy orgullosas de poder

compartir.

Se sabe con certeza que los primeros 7 años de una persona, van a determinar más de un 50% de todo su desarrollo posterior, pero los 3 primeros son los que les darán las claves y las destrezas para hacerlo bien, sin miedos, sin complejos, sin auto-limitaciones.

En Virgen de la Encina, sabemos que somos el primer contacto de su hijo con el exterior de su familia y somos "muy conscientes" de nuestra co-responsabilidad a la hora de suministrarles a sus hijos, esas herramientas que van a necesitar durante el resto de sus vidas.

"Para mí, la satisfacción de verles aprender, crecer, superarse y verles felices de poder resolver situaciones que al principio no sabían, es una experiencia maravillosa."

Esa frase interna que te viene a la cabeza cuando ves a un niño feliz al superar cualquier nueva situación y te dices a ti misma  "este ya le cogió el truco y ya tiene una destreza más" o "ya ha comprobado lo bonito que es compartir" , es la más gratificante del mundo. 

Y cuando vuelves a ver a sus padres o al mismo niño 15 años después, y te hablan de lo bien que va en sus estudios o en sus relaciones familiares o con sus amigos, es cuando te das cuenta del trabajo que hiciste con él 15 años atrás. 

No hay palabras que describan esa sensación."

Rebeca
Marta

Dirección del Centro

En general, vivimos un momento particular en lo que a educación infantil se trata.

Por un lado hemos avanzado muchísimo en el conocimiento de los factores que más y mejor influyen en el desarrollo de los niños, y por otro, se ha olvidado la importancia de algunas claves que jamás se deben olvidar a la hora de formar una persona para que pueda ser feliz.

Es claro que un niño debe aprender a ser una persona capaz de lo que se proponga, segura de si misma y de sus ideas, pero además debe ser poseedora de los valores que hacen que una persona sea capaz de ser "feliz y completa". 

Valores como el respeto hacia los demás, la honradez, la amistad, la sinceridad y la dignidad, son fundamentales para que algún día puedan ser felices.

Parece que con tanto avance, los niños no tienen otra cosa que hacer que crecer sanos, porque todo lo demás lo encontrarán en Internet, pero no, en Internet no se encuentra la fuerza de voluntad y ni el esfuerzo necesarios para lograr sus objetivos, no se encuentra la abnegación necesaria para sacrificar el tiempo o el dinero de uno mismo para dárselo a un amigo o familiar necesitado. No se encuentra la honradez necesaria para resistir la tentación de robar algo que es de otro y que uno tiene al alcance. 

En Internet no van a encontrar la felicidad que proporciona el saberse una buena persona, querida, admirada y capaz de querer y admirar.

En Virgen de la encina estos valores no se nos olvidan, e intentamos que todos los niños aprendan a respetar a sus amigos, quererlos, disfrutar de la naturaleza y compartir sus destrezas, juguetes o sonrisas con ellos.

Es en estos años, cuando van a aprender y a conocer lo que se debe y lo que no, van a aprender a crear, a verse capaces de hacerlo y a no destruir ni lo suyo, ni lo de los demás.

Van a aprender a respetar su entorno y a experimentar el disfrute de un entorno cuidado.

Van a aprender a querer y a disfrutar de sentirse queridos.

No es un aprendizaje basado en el "No" sino basado en el "Si". En la experimentación de disfrutar de la amistad de verdad, del olor de una flor en vez de su destrucción, de lo grande que es que un amigo "Sí" te preste un juguete, en vez de el que "No" te lo preste...

La seguridad en uno mismo se adquiere experimentando el "Pedro tranquilo que sí eres capaz" y comprobando que "se es". 

Cómo decía Aristóteles " Educar la mente sin educar el corazón, no es educar en absoluto".

Para mí lo más importante es, aprender como aprenden ellos, comprobando que somos capaces de hacerlo, de ayudarles a aprender todo esto.

Experimentar esa frase de una madre satisfecha, tranquila y alegre que te dice:  "Marta es increíble como Javier reacciona a todo lo que le decimos, y es increíble la seguridad que tiene en sí mismo sin que parezca estresarle nada por complicado o difícil que sea lo que quiere hacer".

La recompensa mayor es ver que los niños reaccionan a ese aprendizaje y que vosotros, los padres, lo valoráis así.

Gestionar un Jardín de Infancia es una tarea complicada en la que se adquieren unas responsabilidades enormes; Pero , sin duda, es muy, muy, muy gratificante cuando se ve plasmado en los propios niños todo este trabajo.

Geles

Cocinera - Experiencia 12 años.

"No hay nada como el agradecimiento de un niño cuando te dice "Geles, qué rico está esto!!!" o el de una madre que viene a preguntarte "¿Geles, como hace Ud. esto?, mi hijo dice que es lo que más le gusta del mundo"

"Yo cocino para niños entre los que también hay alérgicos, este trabajo no se puede hacer sin poner el máximo cuidado en todo"

Natalia

Técnico Superior en educación Infantil

Psicomotricista en educación. Experiencia 8 años

"Lo que más me gusta de mi trabajo es ver como crecen "los peques" .

Ver cada paso que dan, su evolución, participar de sus avances y comprobar cada día la reciprocidad en el cariño que les damos, para mí, es lo más gratificante!

Me resultan fascinantes aquellas actividades en las que los niños exploran y experimentan con su cuerpo jugando con diferentes materiales, de esta forma, por si solos, inician nuevas experiencias de las que obtienen un tremendo aprendizaje.

Es fundamental crear un ambiente donde los niños se sientan, seguros, cómodos y queridos, en un clima de confianza y sin perder jamás de vista la personalidad y las necesidades particulares de cada niño, de cada carácter, ellos tienen su ritmo y no hay que forzarles nunca.

Lo que más me gusta de Virgen de la encina es que realmente es muy familiar y disfrutamos de tener un altísimo contacto con los niños y sus padres. Es una implicación total con ellos en el desarrollo de sus hijos."

Mayte

Maestra de Ed. Infantil - Declaración Eclesiástica de Idoneidad - Estudios de Solfeo y Violín 8 años - Nivel B1 Inglés - 10 años de experiencia

Cursos:

.- Didáctica basada en el Juego de Educación Infantil.

.- Educar en la Diversidad.

.- La evaluación de los alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo.

.- Nuevas tecnologías de la Información y la Comunicación aplicadas a la Educación.

"Lo más bonito de mi trabajo, sin duda es ver la sonrisa de un niño mientras disfruta de la experiencia de aprender.

Una de las áreas donde disfruto plenamente es la de juegos y experimentación a través de la música. Resulta fascinante!

Es vital comprender la importancia de crear un entorno de confianza, afecto y seguridad para que los niños puedan desarrollar todas sus capacidades plenamente.

En Virgen de la Encina somos una pequeña familia donde el cariño y el desarrollo completo de los niños son nuestras prioridades."

Sara    

Técnico Superior en Educación Infantil. Primeros Auxilios. Experiencia 1,5 años

"Me apasionan las actividades sensoriales y plásticas, donde los niños experimentan libremente y aprenden jugando.

Lo que más me gusta de mi trabajo es lo enriquecedor y gratificante que es ver como cada día, cada uno de los días, aprenden y hacen algo nuevo.  Es un aprendizaje diario por ambas partes, donde contamos..., bailamos...., reímos..., jugamos..., nos abrazamos. 

La complicidad que se crea y la sonrisas diarias que nos regalan, son lo más bonito de nuestro trabajo. Sin ninguna duda!!!

Considero que lo más importante de mi trabajo es conseguir crear un clima de confianza, respeto y amor mutuo, que es fundamental para que podamos aprender disfrutando.

Lo que más destacaría de Virgen de la Encina es que somos como una gran familia. Existe un clima idóneo de profesionalidad, confianza, respeto y cariño, donde todos trabajamos en equipo y donde nuestros pequeños se sienten como en casa.

HORARIOS DE APERTURA

Lunes-Viernes de 7:00am-20:00pm

Suscríbete para Obtener Nuestro Boletín de Comunicaciones

DIRECCIÓN

Jardín de Infancia Virgen de la Encina

C/ Marcelo Martín Bravo, nº 2

28400 Collado Villalba (Madrid)

 

Tfnos. 91 8514274